Saltar al contenido

Todo lo que debes saber sobre el cuidado de tu piel y así evitar las arrugas

Todo lo que debes saber sobre el cuidado de tu piel y así evitar las arrugas

Para nadie es un secreto que el paso del tiempo genera efectos inevitables en nuestra vida, en nuestra salud y en nuestro estado físico. Nuestra piel es una de las capas más visibles y más expuesta y que se ve afectada por los años. Sin embargo hay formas de mantener una piel sana, de apariencia saludable y de esta manera postergar la aparición de las arrugas. En nuestro artículo te damos varias recomendaciones y te recomendamos ciertos hábitos para que tu piel luzca impecable ante el paso de los años.

Evitar las arrugas cuidando tu piel

Aunque parezca sencillo y obvio la primera recomendación es lavar tu piel diariamente. El cuidado de la piel debe ser un trabajo de atención diaria por lo que la higiene es vital. Lo estimable es que hagas la limpieza en tu piel en la mañana al despertar y en la noche antes de dormir.

Ten en cuenta que la exposición solar es dañina para tu piel, es por ello que debes evitar exponer tu piel a los rayos ultravioleta. Si no puedes evitarlo por tu trabajo o ritmo de vida entonces es recomendable usar algún tipo de protector solar y crema humectante que puedan proteger tu piel y disminuir los efectos de la exposición al sol. Elige un factor alto si vas a estar muchas horas al so.

Nunca está demás que uses cremas hidratantes que ayuden a mantener tu piel hidratada, ello ayudara a reducir las posibilidades de que las arrugas aparezcan y mantendrá tu piel saludable. Busca entre las opciones existentes en el mercado la que mejor se adapte a las características de tu piel y úsala habitualmente. Puedes probar varias, para ver la que mejor le va a tu piel.

Si usas maquillaje diariamente no olvides quitar tu maquillaje una vez que llegues a casa antes de dormir, pues esto ayudará a que tu piel pueda oxigenarse lo suficiente y los poros de tu piel puedan absorber los nutrientes de las cremas humectantes e hidratantes que uses. Desmaquillarte una vez que vuelves a casa debe ser algo obligatorio.

Si necesitas ayuda para comprar algún tipo de cosmético de los que hemos hablado, te recomendamos a nuestros amigos de vistafarma, una farmacia online, donde tienes muchísimos productos donde elegir. Además tienes una gran oferta con remescar precio, un corrector de arrugas al instante.

Un aspecto que no puede descartarse es la alimentación. Es recomendable por los profesionales comer alimentos que contengan vitamina E pues funcionan como antioxidante y son beneficiosos para la piel. Alimentos como aguacate, cereales, hortalizas como brócoli, espinacas y pescados son propicios para mantener una piel saludable y rejuvenecida.

Importante para todo el cuerpo, y por ello también para la piel, es llevar una dieta equilibrada, rica en nutrientes y con un menú variado y de calidad. Estar bien por fuera será un espejo de lo que somos por dentro y se verá reflejado en nuestra piel.

Aunque parezca obvio, beber suficiente agua ayuda a mantenerte hidratado y contribuye de manera esencial a que tu piel luzca radiante. Los expertos recomiendan beber de ocho a diez vasos de agua al día, unos 2 litros, siendo esto suficiente para mantenerte bien hidratada y contribuir de este modo a que tu piel luzca impecable. La hidratación es algo que muchas veces queda olvidada, ya que por el ritmo de vida que llevamos hay días que incluso se nos olvida que debemos beber agua y es un gran error.

De nada servirá que pongas en práctica todo lo que aquí te hemos recomendado si no mantienes un estilo de vida saludable. Los hábitos sanos en tu vida harán la diferencia en tu piel y potenciará todos los esfuerzos que has hecho para cumplir con las exigencias que te hemos expuesto. Evita el consumo excesivo de alcohol y el tabaco pues son perjudiciales. Descansa y duerme lo suficiente, realiza actividades físicas de forma rutinaria, todo ello es necesario para que tu organismo funcione de manera óptima y la apariencia de tu piel sea la que deseas.

Todas estas pautas, o las que no practiques aún, debes ir incorporándolas poco a poco a tu rutina diaria y verás como rápidamente los resultados son evidentes, tanto en tu piel, como en todos los aspectos de tu vida.