Ginecologia: ¿Qué preguntas debes hacer a tu ginecólogo?

by Rocio Ferper
Qué preguntas debes hacer a tu ginecólogo

Sin lugar a dudas, la salud juega un papel fundamental para el bienestar general. Es por ello que tenemos que saber seleccionar cuales tienen que ser nuestros médicos y que aspectos requieren de una vigilancia constante y de calidad, por lo que necesitamos conocer toda la información que gira entorno a dichas especialidades. En este caso vamos a hablar de la ginecología, la especialidad médica y quirúrgica que estudia el sistema reproductor femenino. Dicho sistema reproductor juegan un papel fundamental en la vida de las mujeres y es por ello que elegir un buen ginecólogo será esencial.

Pero una vez que has decido qué ginecólogo elegir viene el siguiente paso: saber qué información necesitas saber y por tanto que preguntas realizar para tener un conocimiento total de tu sistema de reproducción.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que estamos hablando con un médico especializado, y por tanto es el momento de hacer preguntas y dejar la vergüenza de lado. Toda información que necesites saber será bienvenida.

Revisión de tu período menstrual: cualquier anomalía respecto a tu período menstrual debe ser motivo de consulta a tu médico. Él te podrá explicar cuales son los motivos de la irregularidad menstrual así como podrá poner soluciones a dichas irregularidades.

Enfermedades de transmisión sexual: pide información acerca de las mismas y de su modo de contagio. En caso de que sufras alguna, o tengas sospechas, no dudes en ponerte en contacto con tu ginecólogo. Él te ayudará a poner una solución al problema y podrá darte las claves para evitar que vuelvas a pasar por otra de estas enfermedades.

Hongos: la aparición de hongos puede resultar común en la vagina. Esta aparición puede derivarse de diferentes motivos (como puede ser la ingesta de algún tipo de tratamiento). Pregunta a tu médico por ello y de esta manera evitarás dolores o picores innecesarios.

Olores desagradables del flujo: también comunes en muchas mujeres, pueden provenir de diferentes factores (pueden ser bacterias, hongos, etc.). Nos encontramos ante otra situación que, mediante el tratamiento adecuado, puede desaparecer y hacer que no temas por el olor de tu flujo vaginal.

Aseo vaginal: si bien es cierto que muchas enfermedades o similares son inevitables, hay muchas otras que se pueden solucionar o, al menos prevenir, con un buen aseo de nuestra zona vaginal. Pregunta a tu ginecólogo sobre cómo tener un buen aseo y cuales son los productos idóneos para el tratamiento de tu zona íntima. En este apartado podemos incluir el tema de la depilación. Aunque no está recomendada se puede realizar con ciertos matices. Tu médico te aconsejará con mayor profundidad de qué es lo más adecuado para este tipo de práctica.

Ropa interior: muchas veces no sabemos qué material es el más adecuado o tenemos problemas con ciertos tejidos. Es por ello que podemos resolver este problema con una consulta al ginecólogo. Nos dirá que materiales son los más adecuados y cuales debemos dejar de usar.

Ya tienes algunos de los temas principales que puedes tratar con tu ginecólogo. Y recuerda, en el tema salud no hay tabúes. Pregunta todo lo que se te ocurra para poder estar tranquila y dar solución a cualquier problema que pueda surgir.

0 comment

¿Aceptas el uso de Cookies? Aceptar Leer más.

Privacy & Cookies Policy